Gestión de clínicas: las ventajas del historial electrónico

No Comments

gestion de clínicas

Con anteriores publicaciones os hemos informado de muchas de las ventajas que aporta el software especializado a la gestión de clínicas. Entre algunas de las cosas que hemos mencionado se encuentra el historial electrónico, con el que todo tipo de negocios que trabajan con pacientes pueden simplificar la administración de las fichas de los enfermos.
Su uso se ha convertido en una de las bases de la administración de clínicas en la actualidad. Y lo ha conseguido por una serie de ventajas de las que ahora hablaremos en profundidad.

 

Registros en papel y digitalización del historial médico

Recordar los tiempos en los que todavía se trabajaba con papel en las clínicas es echar la mirada menos atrás de lo que podríamos imaginar, puesto que incluso hoy día hay muchos negocios que lo siguen haciendo. La adopción de sistemas electrónicos ha ido beneficiando al sector por muy diversas razones. Las instituciones médicas han visto que, más allá de los apoyos que se proporcionan en algunas naciones al cambio al formato digital (con el objetivo de ahorrar papel y dinamizar los negocios de la salud,) hay otras ventajas claras. Por ejemplo, el aumento de la eficiencia.

Estudios recientes de la VA (el departamento de asuntos de veteranos en Norte América) han indicado que a través de la adopción de un sistema de historial electrónico se aumenta la eficiencia del trabajo un 6%. Esto contrasta con lo que creen algunas empresas, donde se opina que invertir en un software EMR supone un gasto no recuperable. Pero los estudios confirman que no es así. Se argumenta que la inversión que requiere el uso de este tipo de programas está alejada del gran ahorro que proporciona poder evitar realizar tareas innecesarias y procesos duplicados que se producen con el uso de sistemas en papel.

Otras de las grandes ventajas que aporta incluyen la velocidad con la que pueden acceder los especialistas a la información de cada uno de los pacientes. Lo que antes podían representar varias hojas de papel ahora se resume en un sencillo archivo que aporta accesos directos e información muy bien presentada.
No olvidemos, por otro lado, que los clásicos registros en papel tenían otro inconveniente: la calidad de la letra. Bien es sabido que los especialistas de medicina no se caracterizan por su buena letra, lo que podía hacer que las fichas de los pacientes se convirtieran en auténticos dolores de cabeza. Y en algunos casos la dificultad en leer anotaciones podría llevar hasta producir situaciones de riesgo con los pacientes.

 

Funcionalidades que añaden valor al trabajo médico

El otro gran incentivo que aportan las historias clínicas informatizadas se encuentra en las nuevas funciones que se aportan. Como es de imaginar, el trasladar la información a un dispositivo electrónico aporta no solo que podamos tener un acceso rápido a los datos, sino también otras ventajas. Una de ellas es la posibilidad de disponer de gráficos detallados que repasen la información del paciente a lo largo de determinados períodos.

Por ejemplo, se podrá realizar una tabla que muestre la cantidad de glóbulos blancos en varios años, viendo de forma visual y de manera muy rápida la evolución que haya desarrollado el paciente. Este tipo de gráfico mejora mucho el rendimiento del profesional y facilita la posibilidad de realizar diagnósticos efectivos.
Dentro de una misma clínica, los médicos pueden compartir con facilidad los historiales clínicos y trabajar con la información de una manera simultánea. Esto implica introducir un nuevo dato de control y que de forma instantánea los demás profesionales tengan acceso a él.

Al mismo tiempo, todos los cambios que se realicen en una historial clínica quedarán registrados y se aportará a su alrededor un índice de modificaciones para que pueda ser consultado en caso de que se produzca alguna incidencia. De esta forma, tenemos la garantía de que siempre existirá la posibilidad de consultar posibles errores o cambios en los estados del paciente.

 

Beneficios para médicos y pacientes

En conclusión, el historial clínico digital aporta ventajas de las que se benefician no solo los profesionales que trabajan con ellos, sino también los pacientes. Estos pueden olvidar cuándo tuvieron su último episodio de la enfermedad que sufren y quedar en manos de los médicos para que no tengan que estar tan pendientes.

Por su lado, como ya hemos comentado, los doctores pueden agilizar las consultas y tener más tiempo para dedicarlo a otros procesos, llevando a que su día a día sea mucho más productivo. Para las clínicas esto se materializa en mayores beneficios y ventajas.

    Sobre nosotros

    Conoce las últimas noticias sobre OMI360, la aplicación de gestión para clínicas, centros médicos y clínicas dentales.

    Últimos posts