Los orígenes del software médico

No Comments

software medico

Cuando hablamos de software médico hacemos referencia a programas de tan variadas posibilidades que englobarlos todos en un mismo grupo resulta complejo. Ayuda a su comprensión conocer la historia que rodea este software utilizado en centros médicos, clínicas y todo tipo de empresas relacionadas con la medicina. Por eso hoy vamos a realizar un pequeño viaje al pasado con la intención de entender mejor cómo estos programas se han ido introduciendo poco a poco en el sector de la salud.

Orígenes del software médico

Como podéis imaginar, el origen del software vinculado al sector de la medicina está muy relacionado con el momento en el cual la informática y los ordenadores dieron paso a su proceso de expansión. Eso comenzó a ocurrir en la década de los años 60, cuando muchos especialistas empezaron a pensar cómo el software especializado podría mejorar el rendimiento de los negocios del sector de la salud.

Para hacer realidad las ideas que habían tenido algunos de estos especialistas, se requirió el trabajo de una entidad de rigor que llevase la tecnología a los hospitales. Quien tomó el título de abanderado de este sector fue la empresa Lockheed, fundada en 1912 y actualmente desaparecida desde su final en el año 1995. La primera demostración del potencial informático en el sector de la salud la vimos con un software de Lockheed que permitía a los centros gestionar información médica de manera computerizada.

Esto ya demostraba la velocidad y facilidad con la que se podían almacenar ciertos datos. Pero aún había mucho trabajo que hacer, algo para lo cual también se necesitaba que la informática y el software dieran varios pasos adelante. Esto ocurrió en las décadas posteriores, sobre todo en los años 80. En ese momento la informática había alcanzado altos niveles de rendimiento y los ordenadores eran comunes en negocios y familias por igual. Era un tiempo en el cual la informática de consumo estaba en boca de todos gracias a marcas como Amstrad, Spectrum o Commodore, y en la cual el público ya comenzaba a usar el software en sus hogares. Por tal motivo resultaba lógico que la industria también se encontrase involucrada en el aprovechamiento del software en sus negocios y el de la salud era uno de los más aventajados.

Mejorando los procesos con el software médico

Estos programas potenciaron su aprovechamiento de las funciones de gestión de datos, pero también pasaron a tener una gran relevancia en cuanto a la administración de procesos, trabajos y operaciones. En las clínicas ya se usaban los programas para dos grandes funciones.

  • La primera: almacenar información en la historia de los pacientes, con datos reducidos y de acceso simplificado, sin florituras ni organigramas complejos como los que se utilizan actualmente.
  • La segunda: crear una gestión de procesos y órdenes que permitiera que los empleados y profesionales de las clínicas estuvieran siempre rindiendo al máximo nivel. De esta manera, se podían elaborar gráficos y detallados documentos para después imprimirlos y distribuirlos entre los distintos médicos de cada clínica.

El crecimiento exponencial en los años 90

Tras el crecimiento del software en medicina durante los 70’s y 80’s, el sector entró en una oleada de cambios con el salto a la década de los 90. Ahí fue cuando más modificaciones se vieron en términos históricos, dado que no solo la tecnología era más potente, sino que comenzó a despertar la crítica y el interés en existir una regulación a su alrededor.

Cada vez más departamentos encontraban ventajas en el software médico. Los departamentos de cardiología y medicina nuclear introducían nuevas herramientas basadas en procesos informáticos especializados. Al depender de estos software, el mundo entendió que era necesario que existieran normas, leyes de calidad y un sistema de control que administrase el uso de este tipo de herramientas.

Fue cuando se implementó el estándar ISO 9000-3 que posteriormente estuvo seguido del IEC 62304 que se estableció en el año 2006. Con estas decisiones se hizo especial hincapié en que existiera un control base que sirviera como hoja de ruta para todas las entidades que posteriormente fueran a desarrollar software médico.
De esta forma se evitarían incidentes en los que fallos en el software podrían haber llevado a que se perdieran vidas o a que se realizaran diagnósticos erróneos. A partir de ahí este tipo de software se siguió extendiendo y no hace falta que digamos que hoy día es imprescindible en cualquier clínica o centro de salud.

Sobre nosotros

Conoce las últimas noticias sobre OMI360, la aplicación de gestión para clínicas, centros médicos y clínicas dentales.

Últimos posts