La llegada del software médico a los hospitales

No Comments

A veces cuando hablamos de los avances más importantes que se han introducido en los hospitales en las últimas décadas nos referimos al uso de nueva maquinaria. En los últimos 20 años han cambiado mucho los métodos que se utilizan en procesos quirúrgicos e incluso en la actualidad ya se realizan operaciones a distancia por medio del control de robots. Y es cierto que todos estos avances son espectaculares, pero ni mucho menos se trata de lo único que tiene relevancia en el sector médico y en el progreso que disfruta el mismo. En especial en lo que nos fijamos realmente es en el software médico, que ha vivido grandes cambios hasta establecerse como el auténtico motor de los progresos que se están desarrollando en el entorno de la salud.

software médico

Inicios del software médico

En la década delos años 60 comenzaron a implantarse algunos programas informáticos en el entorno de los hospitales. Todo comenzó con el camino que abrió el sistema de información Lockheed, el cual comenzó a demostrar a los doctores la importancia de adoptar nuevas herramientas. La intención que tenían los especialistas era conseguir que los médicos y las enfermeras tuvieran a su disposición formas de gestionar los datos de sus pacientes. Pero las limitaciones de la época reducían las posibilidades de que se exprimiera el potencial de estos sistemas.

La década de los 70 y de los 80 fue la que significó la adopción por todo lo alto de los sistemas informáticos en los hospitales. Se empezaron a introducir sistemas más depurados que permitían gestionar los datos de los pacientes y la estructura de los turnos de los empleados. Lo que comenzó siendo algo sencillo, empezó a ir ganando más presencia y repercusión. En los 90 se fueron creando programas que se especializaban en departamentos específicos de los hospitales. Los especialistas en cardiología y medicina nuclear recibieron propuestas de software que profundizaban en los distintos procesos que realizaban a diario, con la intención de que se redujeran los niveles de complicación. A partir de ahí, gracias a la mejora de los sistemas informáticos, de los ordenadores y de las plataformas de hardware, se fueron creando aplicaciones más útiles y elaboradas.

El software médico en la actualidad

Mucho ha cambiado el entorno de la salud tal y como mencionábamos. Ahora existe software especializado para cada una de las funciones que se realizan en los hospitales y las clínicas. Los profesionales de la salud se encuentran formados para poder aprovechar estas herramientas y sacar partido a las últimas tendencias. Conocer el software más beneficioso y aplicarlo al día a día es una de las características que incrementan el rendimiento de los centros médicos. Por ello se fomenta cada vez más el trabajo de formar a los profesionales en estas herramientas, ya sean doctores o enfermeras, para que sepan actuar siempre de la forma más adecuada.

Algunos de los usos más frecuentes que se gestionan en las clínicas a través de software incluyen ERP, EHR y CRM:

  • A través del soporte ERP se proporciona a los negocios la posibilidad de llevar a cabo una gestión económica completa de todo lo relacionado con las operaciones diarias. Se proporciona la oportunidad de tener controlada la caja, los distintos procesos de facturación e incluso los honorarios que se deciden para cada uno de los profesionales del centro.
  • Con el entorno EHR los centros médicos pueden acceder a informes personalizados, gráficos y detalles sobre la historia clínica de todos los pacientes.
  • No hay que restar relevancia al CRM, que se concentra en la gestión de los pacientes hasta con el último de los detalles.

Estos programas son los que ponen en marcha los distintos negocios que se fundamentan en el sector médico, beneficiando cada uno de los departamentos y logrando que lo difícil sea, casi por arte de magia, sencillo. En la actualidad ha llegado a tener una importancia tal el uso de programas y aplicaciones en los hospitales y clínicas que ya es imprescindible que se busquen soluciones para todas las tareas. Esto proporciona más velocidad en los procesos, más facilidad de uso y más profundidad para aumentar el grado de satisfacción en dos direcciones. Una de ellas, es la de los pacientes y otra la de los propios profesionales que trabajan en los hospitales, quienes se benefician de manera notable de esta simplificación de sus tareas.

Últimos posts